Entrevista Atlántico Diario 2009

Antonio López Pita es un reputado cirujano de cirugía plástica y estética que desde hace 27 años dirige su propia clínica en Vigo. Este experto destaca la necesidad de conocer los pros y los contras de estas intervenciones, ya que las expectativas de los pacientes se alejan en muchas ocasiones de los resultados que pueden ofrecer esta especialidad médica.

¿Cuál es la mayor demanda que registran estas clínicas?
Actualmente ya no hablamos de demanda, sino de derivación. Los cirujanos empezamos generalmente realizando cirugías reparadoras y las de estética son las que quedan fuera. No se pueden garantizar resultados maravillosos, pero sí un porcentaje elevado de éxito. Aquí, lo que más trabajamos es la liposucción -movimiento de grasas, figura y trazo del cuerpo-, con un resultado bueno si se tiene en cuenta que limitamos los riesgos, y las operaciones de mamas, tanto de reducción como de aumento, donde existe un alto grado de satisfacción entre las clientas.

¿Qué debe exigir una persona que se acerque a estos centros?
Es fundamental que se informen sobre el cirujano. Existe mucho intrusismo y mucho comercialismo, porque es un sector que mueve mucho dinero. Se hacen cosas como el turismo a países como Tailandia que incluye operaciones de estética. Eso es peligrosísimo y desgraciadamente conocemos chicas que después debemos atender aquí. La paciente puede consultar la lista de médicos titulados en la página de internet de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (www.secpre.org) y, sobre todo, debe guiarse por su intuición: un médico nunca le dará falsas expectativas. Yo sólo opero, tras estudiarlos, el 40% de los casos que me llegan, y de ellos siempre habrá entre un 2% y un 3% de insatisfechos.

¿Se nota la crisis?
Si se está notando. Cuando hay problemas de dinero o de inestabilidad laboral se gasta menos en estética porque antes hay otras prioridades. Hay bancos y empresas que financian estas operaciones, pero exigen garantías, claro.

¿Por qué son tan caras estas operaciones?
Somos profesionales que gastamos mucho en formación. Tenemos que viajar por todo el mundo y se puede decir que hasta los 40 años nuestra carrera no está consolidada. También arriesgamos mucho y nuestros seguros de responsabilidad civil son los más caros. Además, para una operación elegimos el mejor hospital para intervenir y una operación mueve a un equipo de 10-15 personas, incluido el anestesista. El precio no baja de los 6.000 euros.

Personalmente, ¿qué operación le gusta más realizar?
La liposucción es mi especialidad. La gallega tiene mucha grasa y no es de talla muy alta, por eso es una operación que se realiza mucho en Galicia, mientras que en Cataluña se operan más de la nariz y en Andalucía de la piel, porque envejecen antes debido al sol.

Entrevista Atlantico 09

drpita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies