nariz

DEFINICIÓN:

El término rinoplastia se refiere exclusivamente a la reforma de la estructura nasal, sin embargo, es más correcto usar términos como Perfiloplastias ya que el enmarque de la nariz como centro de la cara, nos obliga para conseguir la armonía a modificar en ocasiones el mentón “mentoplastia”, los labios “queiloplastia “, o los pómulos “malatoplastia “, estas cuatro áreas nariz, mentón, labios y pómulos bien conjuntadas en dimensiones y líneas son responsables de la belleza facial.

TÉCNICA PERSONAL:

PREPARACION: el paciente debe de cambiar impresiones y puntos de vista con el cirujano y tomar la decisión de la intervención acomodada a los objetivos posibles, evitando y descartando intervenciones en pacientes con expectativas irreales. Si el paciente y cirujano acuerdan el tipo de intervención debe de someterse a las pruebas preoperatorios necesarias, así como, estudio de las posibles alteraciones respiratorias por vía nasal.

ACTO QUIRUGICO: el paciente en ayunas ingresa en el hospital por la mañana temprano (los pacientes operados por la tarde, llegan al quirófano más nerviosos, hambrientos y su vigilancia postoperatoria nocturna es más difícil). Solamente en los casos de intervención de punta nasal, o reformas de partes blandas, suministro anestesia local.
Cuando la rinoplastia es la habitual es preferible la anestesia general, no hay que olvidar que la nariz puede ser muy sangrante y de difícil control y que forma parte fundamental del acto respiratorio, por lo tanto el paciente debe ser sometido a intubación respiratoria y taponamiento nasal, esto facilita la intervención y evita riesgos.

La intervención dura aproximadamente entre media hora y una hora, pudiendo alargarse en caso de extirpación del tabique (septoplastia) o mentoplastia u otras técnicas que complementen la intervención.

POSTOPERATORIO: el paciente despierta sin dolor en decúbito supino (boca arriba) con el tórax ligeramente elevado. Sobre la nariz tendrá una férula de ortoplas (plástico moldeable con calor) y los orificios nasales estarán taponados, así es conducido a la cama de reanimación donde será vigilado más atentamente que en su habitación durante las primeras dos o tres horas.

Una vez en la habitación se mantendrá con la vía del suero durante seis horas más y mantendrá gafas de frío y cambio de bigoteras pudiendo comer y deambular por la habitación a partir de las ocho horas de la intervención.
Al día siguiente se retiran los taponamientos nasales, proporcionando al paciente mayor comodidad y aunque normalmente hay inflamación de la cara, sobre todo en párpados, no suministro ningún agente anti-inflamatorio ni otra medicación, ya que no conozco la inflamación crónica ni la infección en estos pacientes. El paciente es remitido a su domicilio con las medidas oportunas.

El cuarto día acudirá a la consulta, donde se practicará lavado local de las fosas nasales y al octavo día se le retirará la férula. El paciente admitirá el resultado en muy poco tiempo a pesar de que durante los primeros meses la nariz será rígida, inflamada y alta de punta. Se le dará el alta a los seis meses en los que la satisfacción del paciente es ya notoria.

RESULTADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies