PROCESO PERSONAL DE LIPOSUCCION (III): POSTOPERATORIO

Última entrada sobre el proceso personal de la liposucción, el postoperatorio.

Postoperatorio de la liposucción

En las 4 a 8 horas siguientes a la intervención, la paciente drenará el líquido de la infiltración tumescente a través de las incisiones, se acoplan apósitos absorventes, pero aun así es imposible que no moje la ropa, debe de moverse y reposar en sillón pero no en la cama. Previamente a acostarse debe de asearse sin mojar los vendajes y volviendo a poner la faja para dormir. En este periodo de postoperatorio inmediato, la paciente notará presión e incomodidad, pero el dolor solo se notará al tacto o pellizco y no exige analgesia

Mantenemos a la paciente a la paciente durante dos días con los apósitos de goma adheridos a la piel de las zonas liposuccionadas, a las 48 horas se retiran apósitos y puntos. Existe equimosis (moraduras) y edema ( acúmulo de líquido), en las zonas liposuccionadas, recomendamos a la paciente que acuda a masajistas expertos en drenaje linfático, que reanude su actividad habitual y añada algo de ejercicio, que mantenga al menos un mes el uso de pantis o fajas de presión y no exponer al sol directo las zonas liposuccionadas.

Al mes revisamos a la paciente, y la fotografiamos en la misma postura que antes de la liposucción para ir comprobando los cambios y mejoría.

A los cuatro meses, volvemos a verla, hacemos la fotografía comparativa y decidimos si retocar alguna zona, intervención mínima que realizamos en consulta para mejorar o reparar pequeños defectos.

Los resultados se mantienen toda la vida en las zonas liposuccionadas, y la eliminación de flaccidez y celulitis es también muy duradera.

En la siguiente imagen, se puede apreciar la evolución de la paciente durante todo el proceso de la misma paciente (Preoperatorio a la izquierda, 3 días despues de la intervención en el centro, y un mes después a la derecha):

Ver 1era Parte: PROCESO PERSONAL DE LIPOSUCCION (I): CONSULTA
Ver 2nda Parte: PROCESO PERSONAL DE LIPOSUCCION (II): LA INTERVENCION

drpita